Veamos la obra de Auguste Rodin con los ojos de Stefan Zweig

-Alguien que tanto ama a Rodin, debería conocerlo -dijo finalmente-. Mañana voy a su estudio. Si te apetece, vienes conmigo. ¿Que si me apetecía? No pude dormir de alegría. Pero en casa de Rodin me quedé cohibido. No pude dirigirle la palabra ni una sola vez y permanecí entre las estatuas como una de ellas. … Sigue leyendo Veamos la obra de Auguste Rodin con los ojos de Stefan Zweig

Anuncios