Las ideas no se matan

Hay veces que el espíritu de época te convierte en un espíritu invencible. Fueron muchos los que, convencidos de estar siendo más que quieres eran, procedieron con la consciencia de que encarnaban un pedazo de todo un momento histórico, una causa, toda una lucha. Habrá sido por eso que este muchacho se plantó ante la muerte con el coraje de todo un ejército que no teme al batallón enemigo. Se trata de un comunista alemán antes de ser fusilado en Munich, año 1919.

15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s