¿Qué es el Fuego Sagrado?

 

fueo-sagrado-llameandoDebería bastar con la sola y mayúscula palabra, Fuego, que conlleve su condición sagrada. Por mucho que avance la luz artificial, nada podrá superar la importancia y devoción del fuego, la hermandad de quienes lo rodean una noche, el crepitar de las ramas, su calor, la danza hipnótica de las coloridas llamas. Quizá el último de los hombres todavía conserve al menos ese atributo del primero: la fascinación por el fuego.

     La mayoría de los antropólogos coinciden en que el homínido se convierte en humano cuando, además de la capacidad de articular un lenguaje y emplear instrumentos, sus restos fósiles aparecen asociados al fuego. Todos los pueblos lo han venerado, incluyendo a los que veneraban como un Dios al sol porque lo veían de fuego.

     Algunas culturas, como la de los antiguos celtas, creían que la diosa del fuego lo era también de la poesía, del arte y de la tierra. Los maoíes, que adoraban a los volcanes, tenían un héroe, Maui, cuya hazaña había sido enseñarles a los hombres a encender el fuego. Los romanos debían mantener siempre encendidas las llamas del Templo de Vesta creyendo que, si se apagaban, la ciudad misma se desmoronaría, desatándose una tragedia nacional. Se ocupaban de velar por el fuego las vestales, que eran hijas del rey y debían ser vírgenes. También era una desgracia la extinción del fuego de cada hogar. Recalquemos que la palabra hogar, ya sinónimo del sitio en donde uno habita sintiéndose acogido, designaba el lugar donde se encendía el fuego.

     En África, calurosa cuna de la humanidad, todavía hay tribus que veneran al fuego tal como lo hacían sus más remotos ancestros. Los himba, tradicionales habitantes de Angola y Namibia, ubican el hogar del fuego sagrado entre la casa del jefe y el corral de las cabras. Al igual que los romanos, tienen que mantenerlo encendido y, al igual que los antropólogos occidentales, creen que las criaturas que somos nos convertimos en seres humanos desde que supimos encender la primera llama. Cuando amanece deben cumplir el ritual de encender el hogar de cada casa con las llamas del fuego sagrado, de modo que todos los fuegos provengan de la misma fuente divina. Y, para los que, como yo, adhieren a la filosofía que señala la naturaleza dual de los fenómenos, hay que decir que el fuego, así de importante como ha sido para todo lo bueno, también se lo ha encendido para simbolizar el paisaje infernal: desde la misma fuente de la luz y el bien emana la oscuridad y el mal. El fuego es lo que nos alumbra y lo que nos pulveriza.

     Sí, la llama del fuego encendió la historia. Y por eso el fuego, que trajo luz, calor y vida, desde tiempos inmemoriales fue tan importante como el agua. Esto es, en pocas palabras, el fuego sagrado: un elemento primordial, y sus llamas todo aquello que debemos impedir que se extinga.

 

fondoblog

 

Anuncios

Un comentario en “¿Qué es el Fuego Sagrado?

  1. Thanks , I have recently been searching for information approximately
    this subject for a while and yours is the best I have discovered till now.
    But, what about the bottom line? Are you certain in regards
    to the source?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s